Julio
2009

Una mesa de trabajo “Sin precedentes” en Venezuela.

Información de José Gregorio Fernández, para el Boletín Relaf.

 

Movido por la evidencia de la injusticia que representa la institucionalización y el continuado no restablecimiento del derecho a la convivencia familiar y comunitaria de un sinnúmero de niños, niñas, el Presidente venezolano Hugo Chávez, hizo un exhorto a su propia administración para acabar con tan nefasta circunstancia y brindar familia a todas y todos.
Es así como desde la "Fundación Nacional Niño Simón" se promueve y convoca a una Mesa de Trabajo a diversos actores, gubernamentales y no gubernamentales. Partiendo, como nunca antes, más desde la sensibilidad de los participantes que de sus meras responsabilidades institucionales, para acabar así con la invisibilidad social que esconde la vulneración de este derecho fundamental.
La Mesa ha completado ya cinco jornadas de trabajo, y ha abordado los aspectos más críticos en la constitución de esa situación estructuralmente adversa al derecho a vivir en familia y las claves necesarias para su resolución. Se ha analizado el incumplimiento de la responsabilidad parental y la necesidad de más controles para la protección de derechos y de consecuencias lógicas ante la violación de los mismos. Esto no significa meramente apelar a la desvinculación familiar o la posibilidad de privar la patria potestad. Se evalúa la necesidad de privilegiar el Interés Superior del Niño ante lo que se conoce como la "Negación Abusiva del Consentimiento" por parte de la familia de origen. En el análisis de nudos críticos se ha evidenciado la ausencia de algunos lapsos precisos, la duplicidad y la no efectividad resolutiva de los diversos informes técnicos que se acumulan. La necesaria promoción y busca activa de familia para los niños y niñas reales que lo están ameritando. Se discute en este momento, los términos de una instancia superior de emergencia, de coordinación y articulación que garantice el feliz egreso de niños y niñas de las instituciones. Se plantea como uno de los principales retos, erradicar completamente la invisibilidad, mediante un sistema transparente de monitoreo y seguimiento, con el objeto de que no persista la vulneración del derecho a vivir en familia.

En esta mesa participan organizaciones que forman parte de nuestra RELAF, como FUNDANA y PROADOPCION. Esta última, participando activamente en la persona de su Director, José Gregorio Fernández, miembro también de nuestro Consejo Consultivo.

Se espera que próximamente, la Mesa concrete un conjunto de medidas, recomendaciones, modificaciones a procedimientos, reglamentos y directrices que tengan un impacto inmediato y sostenible en la solución de la situación de vulneración de centenares de niños y niñas privados de cuidados parentales y sometidos además a los daños de la institucionalización. Una deuda social, en América Latina, que se ha visto que suele no tener dolientes comprometidos ni responsables concretos por su solución.